Logo

La destrucción de la costa española en aumento

 

En las últimas dos décadas, la costa española ha perdido un promedio de 8 hectáreas de superfície al día. Así lo indica un estudio de Greenpeace, que apunta los municipios que mejor y peor han conservado este patrimonio.

En la edición de 2013, Greenpeace examina por primera vez la escala municipal, y se centra en la franja de los primeros 500 metros de costa entre 1987 y 2005. En estos años se produjo el máximo auge de la "burbuja inmobiliaria": se construyó una cuarta parte de todo lo hecho hasta ahora. Es notable la poca sensibilización y protección que hay hacia la costa y los océanos.

El informe ofrece un listado, en orden alfabético, de los 25 municipios que más han edificado en sus playas: Calp (Alicante), Calvià (Mallorca), Chiclana de la Frontera (Cádiz), Cubelles (Barcelona), Cullera (Valencia), Los Alcázares (Región de Murcia), Marbella (Málaga), Mogán (Gran Canaria), Oliva (Valencia), Orpesa (Castellón), Pilar de la Horadada (Alicante), Puerto del Rosario (Fuerteventura), Rota (Cádiz), Sagunt (Valencia), San Roque (Cádiz), Sant Lluís (Menorca), Sanxenxo (Pontevedra), San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), Sant Josep de sa Talaia (Ibiza), Telde (Gran Canaria), Torredembarra (Tarragona), Torrevieja (Alicante), Vera (Almería), Vinaròs (Castellón) y Zierbena (Bizkaia).

Los autores del estudio destacan también los municipios menos urbanizados de España, en función de su superficie municipal en la franja de 500 metros:

Menos de 200 hectáreas: Sorvilán (Granada), Escalante (Cantabria) e Ispaster (Bizkaia).
Entre 200 y 500: Caravia (Asturias), Cabana de Bergantiños (A Coruña) y Muros de Nalón (Asturias).
Entre 500 y 1.000: Albuñol (Granada), Sant Jaume d'Enveja (Tarragona) y Carballo (Pontevedra).
Más de 1.000: Fuencaliente de La Palma (La Palma), Vallehermoso (La Gomera) y Villaviciosa (Asturias).

Las comunidades autónomas que más aumentaron la superficie artificial respecto a la total en la franja de 500 metros fueron Ceuta y Melilla (59%), Comunidad Valenciana (51%), Cataluña (44%), Andalucía (36%) y Región de Murcia (32%). En el otro extremo se encuentran Asturias (9%), Cantabria (14%), País Vasco (15%), Islas Canarias (18%) y Galicia (19%).

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aseguró que la nueva reforma de la ley de costas servirá para evitar la destrucción de la costa española y generar confianza en ciudadanos y empresas.

Sin embargo, la reforma ha sido criticada en diversos ámbitos ambientales e institucionales.  Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF, la considera "un retroceso de 40 años, cuando España soportaba los peores momentos del desarrollismo urbanístico en la costa". Los expertos de WWF creen que profundiza en la desnaturalización de los ecosistemas costeros y agrava la presión urbanística, al priorizar los intereses particulares.

Por otro lado,  Greenpeace provee que durante este año no hay ninguna señal de abandono de la construcción en los pocos espacios vírgenes del litoral". Por ello, los responsables de esta ONG se muestran contrarios a la reforma y proponen diversas medidas frente a esta situación: "Ladrillo cero, protección efectiva, participación ambiental, fiscalidad verde y cero construcciones en zonas de riesgo".

Fuente: Consumer

generacionnatura.org ©