Logo

Insectos beneficiosos para el hombre

Generalmente, consideramos a los insectos unos bichos molestos y, en muchos casos, repugnantes. No tenemos claro su función dentro de nuestro mundo, y no vemos su utilidad más allá de servir de comida a animales que consideramos más simpáticos y necesarios. Pero todos los insectos cumplen una función muy importante y, en muchos casos, fundamental para el equilibrio de la Naturaleza.

Los beneficios más conocidos de los insectos provienen del uso de cosas que los insectos hacen, colectan, o producen, tales como la miel, cera, seda, lacas, tintes y pinturas.

Numerosas especies de plantas dependen de los insectos para su fase de polinización. Las flores son visitadas por estos que, atraídos por el néctar, llevan el polen de una flor a otra, fertilizando las plantas y permitiendo la formación de los frutos y semillas, un claro ejemplo son las abejas.

Incluso las picaduras de algunos insectos se usan como remedio a enfermedades como el reumatismo o la artritis; y  algunos extractos obtenidos de sus productos, tales como la jalea real y el propóleos, se usan en medicina y cosmética.

La facilidad de manejo, la rapidez de reproducción, la gran variabilidad y el bajo costo del mantenimiento y cría, hacen de los insectos animales fáciles de criar en laboratorio. Los fundamentos de la genética moderna, se han derivado de estudios hechos sobre la mosca de la fruta. Otros insectos son usados como indicadores de contaminación en aguas,  siendo una valiosa ayuda para la conservación de los recursos naturales. Frecuentemente, otros insectos son utilizados para el bioanálisis (bioensayos) de cantidades extremadamente pequeñas de residuos de insecticidas en frutas y hortalizas.

En la agricultura también son beneficiosos estos pequeños bichos, ya que muchos insectos se alimentan de otros insectos perjudiciales, que son plaga para los cultivos. Estos insectos, llamados entomófagos, son de dos grupos: predadores, típicamente activos y de ciclos de vida prolongados, que capturan, matan y devoran rápidamente a otros insectos más pequeños, como escarabajos terrestres, moscas de las flores, moscas dragones, león de los pulgones...; y los parásitos, como avispas o moscas taquínidas, generalmente poco activos y de ciclos de vida cortos, que viven sobre o dentro de otros insectos (llamados hospederos) de los cuales obtienen su alimento, generalmente durante el estadio larval del parásito.

Del mismo modo que muchos insectos se alimentan de otros insectos, también existen otros que son muy útiles en la destrucción de malezas perjudiciales para las cosechas. Existen otros insectos que se alimentan de vegetales y animales en putrefacción. Estos insectos ayudan a eliminar del suelo los cuerpos de animales y plantas en descomposición; y juegan un papel muy importante en la transformación de las plantas y animales muertos a sustancias y nutrientes para la tierra, utilizado, por ejemplo, como fertilizantes

Resumiendo, diremos que los bichos que nos molestan con sus zumbidos, con sus picaduras o su aspecto tan poco estético que produce aversión pueden ser unos buenos compañeros de viaje en el fascinante viaje de la vida.

Fuente: generacionnatura.org

generacionnatura.org ©